Theme Settings

Diseño de modo
Color actual
Color activo
Elige tus colores
Curent Color:
Reinicializar
0 Item

Carro de compra(0)

No hay más artículos en su carrito
Total 0 COP
Diferencia de Colores en la Sublimación: de la pantalla a lo impreso

Diferencia de Colores en la Sublimación: de la pantalla a lo impreso

Artcade Team abr 5, 2019 Uncategories 0 Comentarios

DIFERENCIA DE COLORES EN SUBLIMACIÓN: DE LA PANTALLA A LO IMPRESO.

¿Alguna vez has tenido un diseño con colores como turquesa o fucsia, y que, a la hora de llevarlos a tus piezas, simplemente no sean los colores que esperabas?

¿O simplemente no te has encontrado con tus sublimaciones, estampados o tus impresiones normales con colores levemente distintos a lo que veías en pantalla?

Estas diferencias entre la pantalla y objeto sublimado tienen una razón principal, esta se llama: Conversión de colores. Como la sublimación se trabaja en impresoras de tinta, estas tienen una diferencia clave con las pantallas, estos son los modelos de color.

Para hablar de la conversión de colores, tenemos que primero definir ¿Qué son los modelos de color?

RGB

Cuando hablamos de una pantalla de cualquier computadora o teléfono, todos en su rango amplio de tecnologías que puedas encontrar, usan un modelo de color llamado RGB.

Es un modelo de color basado en la percepción de colores humana, en este se establece que percibe todos los colores en base a 3 colores primarios: Rojo (Red), Azul (Blue) y Verde (Green). Estos 3 colores son los utilizados en los modelos de color RGB y le dan su nombre en su acrónimo.

Se le denomina un tipo de modelo aditivo, debido a que con la “adición” de los colores mencionados se pueden crear los demás colores deseados. Por ejemplo, puedes crear morados al combinar a distintos grados el azul con el rojo, desde el total negro resultado de la falta de color como base, hasta una combinación absoluta de los 3 formando el blanco.

CMYK

Mientras tanto, a la hora de tecnologías de impresión, desde el periódico de los domingos, hasta la impresión para un proyecto escolar, incluso gigantografías, usan un modelo de color llamado CMYK.

Es un modelo de color basado en 4 colores de tinta, Cian (Cyan), Magenta (Magenta), Amarillo (Yellow) y Negro (denominado usualmente como “Key”), los cuales le dan las letras al distintivo acrónimo.

A diferencia del RGB, CMYK es un modelo de tipo sustractivo o de sustracción, esto significa que se trabaja con un color base blanco (razón por la cual las hojas son blancas) y se le van añadiendo colores en distintas cantidades para generar más colores, siendo la “combinación de todos los colores” el negro. Pero para el ahorro de tintas, se tiende a usar una tinta negra aparte para colores completamente negros (y complementar otros colores).

¿Qué se puede hacer?

Como podremos notar, estos dos modelos varían altamente y hasta se podrían considerar opuestos en su forma de como forman los colores. Por esta razón, los programas de diseños a lo largo de los años en sus opciones de imprenta han desarrollado facilidades para transformar un modelo a otro sin mucho ajetreo. Hoy en día se podría incluso dar por sentado estas transformaciones a la hora de imprimir. Muchas veces hasta se dan opciones varias, algunas especializadas en ciertos tipos de imagen, ya sea fotografías usando con opciones como “manejo perceptual de colores” en Photoshop, o diseños más sintetizados (dibujos, esquemas, logos, entre otras cosas hechas de forma digital) como los distintos manejos colorimétricos (absoluto y relativo) en Photoshop.

Claro estas transformaciones pueden que no den resultados deseables con el diseño una vez terminado. Así que se recomiendan estos tips sencillos para ti:

  • Trabajar con colores CMYK en tus proyectos desde un principio, esto te podría ahorrar ciertos dolores de cabeza. Pero al mismo tiempo podrías sentir que tienes una variedad inferior de colores a tu disposición.
  • En caso de trabajar en un ambiente RGB o que ya se esté iniciado en uno, estar consciente de los colores que podrían variar (esto requiere experiencia o consultas a terceros). En cierta forma si algo ya está en RGB, se recomienda transformar previamente a discreción, ya que incluso hay ciertos programas que transforman mejor a la hora de imprimir que con sus sistemas internos de conversión previo a la impresión debido a que podrían terminar con resultados distintos al ser partes diferentes de un programa.
  • Recordar que en las fotos usualmente estas transformaciones de modelos no se notan, debido a su naturaleza compleja, solo ojos expertos son capaces de notar ciertas diferencias. Pero siempre recordar que para mejores resultados un manejo de colores en “perceptual” es la opción ideal para las fotografías.
  • Recuerda siempre que con ensayo y error también se logra la maestría, si tienes cualquier duda aparte de consultar con expertos, nunca esta demás tener hojas de prueba para tantear múltiples cosas. Desde las condiciones en que se encuentra tu impresora, hasta si los colores que eliges se imprimen de la forma correcta. Al fin y al cabo, si hablamos de sublimación ¡es mejor gastar un papel que perder todo un objeto sublimable final o un papel transfer!

Cabe destacar también que todo este asunto es pertinente a cualquier impresión o trabajo con impresoras. Desde estampados, sublimados o incluso impresiones dtg, hasta impresiones normales, impresiones de tinta, impresiones de tóner, o incluso imprentas masivas de periódicos o revistas (la cuales en su mayoría usan el modelo CMYK en sus máquinas).

Esperamos este articulo haya sido útil para tu comprensión de este dilema clásico y que aún hoy en día es tratado en el mundo de las artes gráficas. Y recuerda que en USATECH podrás conseguir una gran variedad de productos para aplicar estos conocimientos ¡y plasmar tus diseños con la mejor calidad!.

Leave your reply

*
**Not Published
*Site url with http://
*

Busqueda en Blog